Restaurante Gorka Altamar en la ciudad de México

Hace unos días me tocó consentirme con la visita al restaurante “Gorka Altamar”, ubicado en Volcán 150, Lomas de Chapultepec V Sección.

18skdnP

Quede extasiada con la cocina de raíz del reconocido Chef Gorka Batiz, que nos ofrece una gran gama de platillos, principalmente pescados y mariscos preparados al estilo del norte de España, todos ellos elaborados con productos frescos de calidad y con amor.

Se trata de un restaurante cálido, cuya comida y trato a los comensales te hace sentir como en casa. Asimismo, y como característica distintiva, en el restaurante están muy familiarizados con los diferentes tipos de alergias e intolerancias a los alimentos, por lo que sencillamente te cuidan y te mantienes tranquilo como en tu hogar.

gorkaTuve la oportunidad de probar una buena gama de platillos entre los que destacaron unas suculentas alcachofas con queso idiazábal, jamón ibérico y almendras. Destacar que el queso idiazábal es de oveja con denominación de origen, de un sabor intenso proveniente del País vasco y de Navarra, el cual lo encontramos en diferentes ocasiones en la carta de este restaurante. Continuamos con tradicionales piquillos rellenos de bacalao y unas ricas croquetas de bacalao, que según me comentó el chef, es un tipo de pescado que nunca va a faltar en el restaurante Gorka Altamar, independientemente de la temporalidad, retrotrayéndonos al típico pueblito del norte de España.

El siguiente platillo fue un aromático pescado Lubina al limón, acompañado con espárragos y puré de papa. La lubina o robalo salvaje es un pez que vive en el mar del Norte, el canal de la Mancha y en el océano Atlántico, su  carne es blanca y muy magra por lo que es  súper nutritivo y con muy bajo nivel de grasa. Por último, me sirvieron un celestial solomillo al tocino que por su marmoleo provocaba ese punto exacto de jugosidad.

 

5JDYrOx

 

Nos permitimos darnos el lujo de unos antojitos con los postres, me deleitaron con un soufflé de queso idiazábal montado en una cama de puré de manzana y helado de vainilla. Cada bocado provoca una explosión de sabores en tu boca, mostrando un equilibrio perfecto de la intensidad del queso y el dulzor. Para terminar nuestra velada, me sorprendieron con uno de mis postres favoritos del mundo, el cual me traslada a momentos felices de mi infancia, y no es otro que la isla flotante, acompañado de un refrescante carajillo. Lo sé, es muy dulce, pero me encanta.

DSC02975Todo este menú estuvo acompañado de un frio y afrutado vino verdejo, el cual podrás encontrar en la amplia gama de vinos de diferentes regiones y uvas. Como dato curioso el restaurante cuenta, además de su cava subterránea, con una cava de exposición en una de sus paredes principales del salón, contando con más de 300 etiquetas.

Es una muy buena propuesta de restaurante en la Ciudad de México, que te hace viajar gastronómicamente a esas comunidades españolas del norte, con su temperatura característica y sus bellos paisajes montañosos junto al mar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s