hombre que solo jugo contigo



Festival inspirado en las Cantinas de CDMX en La Cantina Palacio


Como ya es tradición, la Cantina Palacio estrena un nuevo festival, en esta ocasión hace honor a la cultura de la Ciudad de México y que mejor manera que inspirado en sus cantinas.

Las Cantinas son espacios que nos han marcado a todos los mexicanos, desde sucesos históricos acontecidos en ellas, hasta creando recuerdos inolvidables con amigos o amores.

En la Ciudad de México son lugares donde la tradición se mantiene viva y además los platillos tradicionales continúan con esos sabores auténticos.

Con esa imagen en mente, Culinaria Mexicana, Epicuristas y Comidistas, (creadores de contenido Gastronómico), seleccionaron 10 cantinas de la gran capital mexicana, las recorrieron e hicieron una curaduría de aquellos platos icónicos.

El resultado, un Menú representativo de esta experiencia, misma que el chef Mario Petriccioli interpretó y recreó en un festival que estará disponible en La Cantina Palacio hasta finales de agosto.

Te prometo que todo este menú al degustarlo te hará danzar los recuerdo en la cabeza, retrayéndote a tu infancia, juventud, familiares, amistades, bueno la comida te hará volar.

El primer tiempo un jugo de carne al jerez, servido con cebolla, cilantro y chile serrano, este platillo fue uno de mis favoritos que te hará no querer dejar de cucharear.

De segundo un famoso Vuelve a la vida, con camarón, pulpo, ostión, almeja y salsa de cantina, con arto aguacate, como tiene que ser, muy bueno.

Gastronomía Palacio
Gastronomía Palacio

El siguiente platillo fue una Tártara de cantina. Selección de filete de res, limón, pimientos de piquillo, aceite de oliva, alcaparra, chiles serranos, mostaza dijon y huevo orgánico.

Preparada en mesa con servicio de gueridón, como muchas cantinas de esta bella ciudad.

Los platos fuertes

Llegando a los platos fuertes, el entomatado de chambarete y costilla cargada, arroz blanco, frijoles de olla, salsa mortajada y tortillas ribetiadas.

Una carne que suave, tierna, jugosa y que se despega perfectamente del hueso.

El siguiente platillo una milanesa de res oreja de elefante, filete de res empanizado y papa al horno con aderezo de la casa, tenía tanto tiempo sin comer una milanesa que me salió un suspiro, prepárate para recibir una milanesa perfectamente empanizada, sin sensación grasosa al paladar, magnífica.

El último platillo fue la pesca del día al perejil con láminas de ajo deshidratadas, vino blanco, chile de árbol, servido con ensalada de cogollos y jitomate heirloom.

Para cerrar de forma correcta, de postre una tarta de queso con ate, montado con helado de vainilla, naranja criolla y especies como canela y tomillo.

Se flamea al momento para crear una experiencia sensorial en la mesa. La tarta contaba con una textura majestuosa con un sabor excitante. Este menú lo maridamos con cervezas espantapájaros y mezcal oaxaqueño de la casa.

Un menú que no te puedes perder, ya que el chef se voló la barda con los sabores que logró.

Si te gustó este artículo suscríbete gratis a nuestra revista para recibir los nuevos artículos de gastronomía y viajes.

Además, síguenos en nuestras redes sociales para deleitarte la pupila y acompañarnos en todas nuestras hazañas gastronómicas y turísticas.

Texto: Alejandra Alva (Alursita)

Fotografía: Alejandra Alva

Revista de gastronomía y viajes
Revista de  gastronomía y viajes