conocer chicas machala



Blanco Castelar un restaurante indispensable que conozcas en Polanco.


Blanco Castelar Un restaurante que no te puedes perder, ya que mezcla sabores españoles y latinos, con toques muy personales de su chef Gerard Bellver.

Ubicado en la hermosa casa Domit, de estilo californiano de finales de los años 30 y principios de los 40, diseñada por arquitecto Leonardo Shafik Kaim para el señor Antonio Domit Dib y su esposa Lili Gemayel Gemayel, padres de Soumaya Domit esposa del magnate Carlos Slim.

Además de la historia y belleza que guarda esta casa, goza de una excelente ubicación, justo en frente al reloj de parque Lincon en la calle de Emilio Castelar, esquina con Calderón de la Barca, en Polanco Ciudad de México.

Blanco Castelar fue inaugurado en el 2017 y es el tercer de los primos Blanco Colima y Blanco Bistró pertenecientes al Grupo Carolo.

Comenzamos la degustación

Al llegar me recibieron con la cortesía del chef, una alcachofa al grill, vinagreta de la casa (tomillo y romero) con un toque de sal de mar Maldon.

Como primer tiempo sirvieron unos espárragos a la parrilla acompañados de salsa holandesa adornado con cebollín y Croquetas Pata Negra, unas tradicionales croquetas de bechamel y jamón serrano con un decorado de alioli y una loncha de jamón ibérico 5 Jotas.

Las croquetas de jamón serrano son uno de mis platillos españoles favoritos y es muy notorio que el chef es español porque le salieron divinas.

Segundo y tercer tiempo

A continuación llegó una tostada de atún marinado, tostada de maíz con una capa de pure de aguacate y mayonesa de chiles toreados, servida con una porción de atún fresco marinado con salsa ponzu, terminada con un crujientes de betabel, zanahoria, poro y camote.

Como tercer tiempo probé un tiradito de kampachi, de fresco filete de hamachi acompañada con una salsa de chile güero, almendras, ajo blanco, aceite de cilantro con un toque de cilantro criollo, me recordó mucho a la tradicional sopa española ajoblanco. Este platillo fue mi favorito.

Los platos fuertes

Como platos fuertes, me sirvieron un platillo llamado Robalo en la milpa, un robalo de pesca sustentable con costra de pepita y chilacayote, acompañado con una guarnición de esquites melosos en una salsa gravy vegetal, presentada con hojas turgentes de cilantro criollo, verdolaga y elotes baby.

También colocaron en la mesa un Short Rib de 3 huesos, costilla bañada en salsa de su propio jugo, chipotle ahumado y piloncillo, servida con guarnición de tiernos elotes baby, cebolla morada y una hoja de sorrel.

Terminamos con postre…. por supuesto

Como nunca me puede faltar, de postre probé un delicioso fondant de queso manchego y sorbete de membrillo.

Restaurante CDMX
Restaurante CDMX

¡Un restaurante que se ha ganado a pulso un renombre en la Ciudad de México!

Si te gustó este artículo suscríbete gratis a nuestra revista para recibir los nuevos artículos de gastronomía y viajes.

Además, síguenos en nuestras redes sociales para deleitarte la pupila y acompañarnos en todas nuestras hazañas gastronómicas y turísticas.

Texto: Alejandra Alva (Alursita)

Fotografía: Alejandra Alva

Revista de gastronomía y viajes
Revista de  gastronomía y viajes