Los vinos de la Rioja en el restaurante Almara, con el sommelier Marcos Flores.


Disfrutamos de los vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores y fue una experiencia deleitante que sólo de acordarme se me pone la piel de gallina.

El pasado 27 de marzo tuve la oportunidad de disfrutar de la mano de Vinos de La Rioja de una comida maridaje en el restaurante Almara, guiada por el sommelier Marcos Flores, presidente de la asociación de sommeliers mexicanos.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

La Rioja, es una región privilegiada de España para el cultivo de la vid y la elaboración de vinos de alta calidad, es la primera Denominación de Origen del país y también cuenta con Denominación de origen Controlada (DOC). Por lo que han de imaginar el festín que me di ese día.

El vino que me dio la bienvenida fue el Señorío de Ucero Reserva 2011, una cosecha excepcional, ensamble de 90% Tempranillo y 10% Garnach, un vino con 18 meses en barrica de roble francés y dos años en botella, con color a cereza madura, notas de vainilla, chocolate y especies, en boca es duradero.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

A continuación llego a mi mesa un amuse- bouche, tártara de atún fresco con mostaza fina, quinoa y aceite de olivo con especies, un platillo ligero y fresco que perfectamente abrió mi apetito, acompañado con un Proelio Crianza 2015, un vino varietal Tempranillo del sur de La Rioja Alta, con 12 meses en roble y aroma de frutos negros y rojos, así como canela, en la boca es un poco de ácido y fresco, un maridaje perfecto.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

No tardó en aparecer en mi mesa un rico risotto cremoso de hongos (champiñones, portobello, setas) con un toque final de aceite de trufa, este platillo fue mi preferido ya que esa combinación de queso con hongos me mata. En esta ocasión, estuvo maridado con un vino Finca Valpiedra reserva 2011, cosecha excepcional, crianza de 24 meses en barrica de roble francés, un ensamble de 94% Tempranillo, 3% Maturana tinta, 3% Graciano, olor a café tostado, heno y musgo, un pos gusto muy largo y delicioso. Todos los vinos me gustaron, pero este me encantó.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

Como dato curioso, decirles que la Finca Valpiedra es de las bodegas más visitadas en La Rioja.

Como plato fuerte, degusté un suave filete de res al vino tinto con tuétano y gratín de papa con cebolla, acompañado de un Monguilan Gran Reserva 2011; un vino de Aldeanueva de Ebro, con  80% Tempranillo, 15% Garnacha, 5% Graciano, cosecha excepcional, 24 meses de barrica de roble francés y americano, aromas de fruta negra, su sabor deja un largo recuerdo.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

Como postre, un esponjoso fondant caliente de chocolate, ganache de praliné y helado de vainilla, vinculado con un LAN Gran reserva 2010, elaborado con Tempranillo y Mazuelo, con una crianza en barrica de roble americano y francés de 24 meses, un aroma a frutos rojos, así como a especias, agradable sabor afrutado que permanece en boca tiempo después de tomarlo.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

Definitivamente amo este tipo de eventos en donde, además de disfrutar de excelente vino y comida, el poder aprender se pone a tu disposición  a través de excelentes manos.

Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.
Vinos de la Rioja en el restaurante Almara con Marcos Flores.

¡Una increíble tarde!

Aquí les dejo el lema de la Denominación de Origen Calificada Rioja:

Saber quién eres es valioso y valiente.

Es tener un rumbo.

Y serle honesto.

Saber quién eres es tu gran riqueza.

No es flotar, es nadar.

Aunque, a veces, sea a contracorriente.

Saber quién eres es tener tantas convicciones como amigos de verdad:

pocos pero inquebrantables.

Cuando uno no sabe quién es pide permiso.

Cuando lo sabe, pide un Rioja.”

Texto y fotografía: Alejandra Alva (Alursita)

Revista de gastronomía y viajes
Revista de gastronomía y viajes